Loading...
Home 2018-02-01T15:04:34+00:00

Top of mind, una mala práctica puede hacerte perder dinero

Una vez que sabemos lo que es el top of mind, todo se antoja sencillo, pero la realidad puede ser bien diferente de lo que creemos. Una mala práctica de esta estrategia de marketing puede provocar grandes pérdidas, por ello es aconsejable que contemples las consecuencias que puede originar. Si quieres evitar que le pase esto a tu negocio, este artículo te va a interesar.

  1. SPAM

Como bien sabemos, el top of mind es una estrategia de marketing que tiene por objetivo hacerse un hueco en la mente del consumidor. Con la frecuente información que recibe el consumidor a lo largo del día, es complicado tener tu espacio en su cerebro, debido a que hay muchísima competencia, lo que se traduce en mucha publicidad.

Nombres Online Gratis

La primera solución que se nos viene a la cabeza es: bombardear la mente del consumidor. En principio, es la solución lógica, pero dista mucho de lo que es en realidad. Si elegimos esta opción, el consumidor cogerá manía a la marca, de tal forma que, cada vez que vea un anuncio nuestro, cambiará de cadena, cerrará la página o le producirá enfado.

Por tanto, debemos diseñar una buena estrategia de marketing si no queremos que nos consideren SPAM.

  1. Que te recuerden, pero como enemigo

Hay un dicho que dice: “buena o mala, bienvenida sea la publicidad”. Es verdad que, está bien estar en el foco del asunto porque significa que generas atención, el problema es que te recuerden como una mala experiencia. Los consumidores también generan espacios en su mente para aquellas marcas que odian, provocando un top of mind negativo.

No nos interesa que nos recuerden de forma negativa porque esto puede desembocar en un sinfín de críticas o de problemas, e, incluso, puede incitar a otros a que nos odien, como veremos más abajo.

  1. Boca a boca

Si un consumidor se acuerda, de forma negativa, de tu marca, va a intentar por todos los medios sentirse comprendido, lo que significa que, en ocasiones, puede intentar convencer a la gente que le rodea para que piense mal acerca de tu marca. El boca a boca es un método por el que una empresa se da a conocer sin realizar ninguna acción concreta, sino que son los consumidores los que se encargan de hacer el trabajo.

Tener a un cliente insatisfecho o, no solo eso, que alguien que haya tenido una mala experiencia es como un virus que se puede propagar, y de qué manera.

  1. Difícil salida

Cuando un consumidor tiene tu marca como mala, es difícil salir de esa mente, que es lo primero que le interesa a la empresa. Al final, podemos salir cayendo en el olvido o actuando bien con los demás, cosa que puede llevar a ese cliente a repetir otra vez con nuestra empresa, dándonos otra oportunidad. El problema es que, cuando un cliente queda insatisfecho, se crea, grosso modo, un trauma.

Es más fácil que un cliente satisfecho te olvide, en comparación con un cliente insatisfecho. La gente se acuerda de cuando fallas, no de cuando haces las cosas bien, lamentablemente; de hecho, pocas personas agradecen expresamente el buen funcionamiento o el buen hacer de la empresa.

  1. Caída de clientes

Se da como consecuencia de lo dicho anteriormente. Cuando te cuelas en la mente negativamente, vas a dejar de vender productos o servicios por culpa de todas las críticas que te caerán. Es algo que, para bien o para mal, caracteriza a internet: si tienes varias reseñas malas, nadie confiará en tu marca.